Testimonios de pacientes operados por el Dr. Fabián Cuevas

 

Dr_Fabian-Cuevas

Dr. Fabian Cuevas

Cirujano Plástico Certificado por la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica.
Médico Jefe del Servicio de Cirugía Plástica de la Clínica de Marly
Página Web…………………:       www.fabiancuevasMD.com
Correo del Dr. Cuevas…..:  plastica@fabiancuevasmd.com
Clinica de Marly

Calle 50 Nº. 8 – 24
– Consultorio 702

Bogotá D.C. Colombia
Telefono: (571) 3100884 *  Celular: (57) 310 559 4992

.

.

 

TESTIMONIO CIRUGÍA PLÁSTICA
Testimonio de EXPLANTACIÓN o RETIRO DEFINITIVO DE IMPLANTES MAMARIOS
Doctor Fabian Cuevas

From: Francy Yolima

Muy satisfecha con la cirugía realizada, fue una explantación mamaria, todo muy claro desde el principio, sentí plena confianza para realizarme el procedimiento con muy buenos resultados, la atención antes, durante y después de la cirugía me pareció excelente.

Muy agradecida con el doctor    Fabián Cuevas por su labor

CORREO: fraldu@hotmail.com

 

TESTIMONIO CIRUGÍA PLÁSTICA
Testimonio de EXPLANTACIÓN o RETIRO DEFINITIVO DE IMPLANTES MAMARIOS
Doctor Fabian Cuevas

From: PUENTES SIERRA ANYELI

Fui diagnosticada con síndrome de ASIA en 2014, después de 2 años de tener los implantes mamarios, sufrí muchos síntomas como inflamación corporal, dolores articulares y caída de cabello entre otras. Después del explante mucho de estos síntomas mejoraron. En el proceso de la cirugía el Dr. Fabián Cuevas fue un excelente profesional, aclaro todas las dudas fue especifico en todo lo refente a la cirugía. Los resultados de estéticos superaron mis expectativas, el acompañamiento constante es realmente excepcional.

Muchas gracias Doctor Fabián, a su equipo y a la clínica donde fui intervenida, realmente me siento muy feliz de haber realizado la explantación con el Dr. Fabián. 100% recomendado.

CORREO: anyelipnts@gmail.com    

 

TESTIMONIO CIRUGÍA PLÁSTICA
Testimonio de EXPLANTACIÓN o RETIRO DEFINITIVO DE IMPLANTES MAMARIOS
Doctor Fabian Cuevas

From: RIVERA ACOSTA JOHANNA

Tenía implantes desde hace 10 años. a los 7 años iniciaron mis molestias con los implantes; decidí quitarlos, pero no encontré un profesional en esa época.

Así que el cirujano decidió cambiar mis prótesis según él no había más opción. 2 años después empecé atener molestias nuevamente con los implantes, mis ganglios se inflamaron sin ninguna razón, presentaba dolor articular con más severidad, notaba que se olvidaban las cosas, presentaban resequedad en mis parpados, cuello y algunas zonas de mi cuerpo. Empecé a indagar por internet sobre la explantacion y encontré al Dr. Fabián Cuevas. Acudí a cita con el doctor para realizar mi explantacion, estoy feliz con los resultados ¡AMO mis senos como quedaron después del retiro de los implantes! todas las molestias que venía presentando desaparecieron y me siento muy vital, agradecida con Dios por poner en mi camino al Dr. Fabián Cuevas quien es un gran profesional y un ser humano hermoso.

¡Gracias Doctor!!!!!

johanna_853@hotmail.com  

 

TESTIMONIO CIRUGÍA PLÁSTICA
Testimonio de EXPLANTACIÓN o RETIRO DEFINITIVO DE IMPLANTES MAMARIOS
Doctor Fabian Cuevas

From: GRANADA MILLAN MARIA DEL PILAR

Tenía implantes hace 24 años, me los había cambiado 2 veces y desde hace mucho tiempo experimentaba problemas de salud que muchas veces eran inexplicables y sin razón. Por más que los médicos realizaban pruebas, exámenes no encontraban la razón de mis dolores de cabeza, insomnio, cansancio, fatiga, dolor en el pecho, ahogo, artritis, etc…

Después de leer e investigar me di cuenta que tal vez todos mis quebrantos de salud se debían a los implantes. Decidí buscar un médico para removerlos y encontré al Doctor Fabián Cuevas, quien realizo un excelente trabajo. Removió los implantes y reconstruyo mis senos.

Mis síntomas desaparecieron, tengo una mejor calidad de vida, tengo más energía, duermo mejor, ya no tengo dolores en el pecho, fatiga, la artritis está casi que desaparecida de mi organismo.

Es la mejor decisión que he tomado en mi vida.

No le recomiendo a nadie que tenga implantes, es un cuerpo extraño en el cuerpo que a la larga traerá consecuencias.

CORREO: pily_granada@hotmail.com   

-
-
-
TESTIMONIO CIRUGÍA PLÁSTICA
Testimonio de EXPLANTACIÓN o RETIRO DEFINITIVO DE IMPLANTES MAMARIOS
Doctor Fabian Cuevas

From: Yanet Acosta Valderrama
CORREO
: yanetmadrid28@gmail.com  
To:      Doctor Fabian Cuevas

 

Mi intervención quirúrgica fue una explantación mamaria, honestamente desde la primera consulta sentí que quería hacerme la operación con el doctor Fabian Cuevas, él fue muy claro con todos los pasos a seguir en la cirugía, sobre todo mucha claridad; una vez llegado el momento de la operación. Yo estaba muy nerviosa, sin embargo sentí que estaba en buenas manos principalmente por la profesionalidad del doctor.

Ya ha pasado casi un mes desde mi explantación mamaría y siento mucha gratitud hacia mi cuerpo que respondió muy bien a la cirugía, he igualmente por las manos profesionales del Doctor Fabian Cuevas.

También quiero agradecer al trato siempre amable de Magaly la asistente del doctor.

Gracias por la calidad humana.

Yanet Acosta Valderrama

 

 

TESTIMONIO CIRUGÍA PLÁSTICA
Testimonio de EXPLANTACIÓN o RETIRO DE IMPLANTES MAMARIOS
Doctor Fabian Cuevas

From: Mónica Quintero
CORREO
: Moniqperiodista@gmail.com
To:      Doctor Fabian Cuevas

 

Por ahora, 7 meses después de mi cirugía mi cuerpo ha respondido bien a mi cicatrización.

Estuvo bien solo una expansión de la cicatriz. Pero nada que complique mi vida.

El doctor Fabian Cuevas siempre ha estado dispuesto a escuchar y resolver mis dudas antes, durante y después de mi cirugía. Consultorio limpio, atención buena, precio justo. Receptivo a la realización de los controles posoperatorios.

 

 

TESTIMONIO CIRUGÍA PLÁSTICA
Testimonio de Cambio de Implantes Mamarios
Doctor Fabian Cuevas

From: Luz Andrea Sánchez
To:      Doctor Fabian Cuevas

Yo me realice un cambio de prótesis con el Doctor Cuevas.

Las prótesis de anteriores se habían colocado hacía 10 años y uno de ellos estaba encapsulado.  Conocí al Dr. Cuevas porque me lo recomendó otro Dr. De la Clínica de Marly, y la verdad agradezco muchísimo esa recomendación, pues no sabía de un Doctor Cirujano plástico que fuera bueno y de confianza.

Desde la primera consulta el Dr. Cuevas me dio mucha confianza, pues me explicó claramente y con paciencia todo el procedimiento que debíamos realizar para reemplazar las prótesis y colocarlas ahora debajo del musculo, aclaró todas mis dudas y me gusto la seguridad y la experiencia que demuestra el Doctor tanto en la cirugía como en cada una de las consultas.  Siempre estuvo muy atento y dispuesto a atenderme en el post operatorio.  Quedo muy satisfecha con los resultados y agradecida con el Doctor y su secretaria Pamela por toda ayuda y amabilidad.

LUZ ANDREA SANCHEZ H.
andreahiguera@yahoo.es

 

TESTIMONIO CIRUGÍA PLÁSTICA
Testimonio de EXPLANTACIÓN o RETIRO DEFINITIVO DE IMPLANTES
Doctor Fabian Cuevas

From: C.V.Paredes
To:      Doctor Fabian Cuevas

 

¿Decir SI o NO a la Cirugía Plástica?

Esa es la pregunta y esta es mi experiencia

 

 

Dejando aparte aquellos casos de cirugías reconstructivas  -tratamientos post oncológicos, defectos congénitos, traumatismos, etc.-  que no entran en discusión,  evidentemente el tema de la cirugía plástica con fines estéticos, tiene tanto defensores como acérrimos detractores.  Comienzo por afirmar que estoy de acuerdo con ella  (aclaro sí, que respeto cualquier opinión contraria),   pues en su mejor sentido, debe propender por mejorar la calidad de vida de una persona en términos del positivo impacto emocional, sicológico, afectivo, que pueda resultar de ella.   Coincido con lo que ya se ha estudiado:   la salud no es solamente la inexistencia de enfermedades sino el bienestar físico, mental, espiritual y hasta social.  Con esa premisa,  difiero un poco con romantizar esos “tratados de amor propio”, o el “aceptarnos como somos” o de “conformarnos como llegamos al mundo”, y juzgar como frívolos o vanidosos a quienes deciden practicarse una cirugía plástica.  Eso sí, indispensable decidirlo de manera responsable, y evaluando en qué momento es prudente o no.  Si  ciencia ha avanzado tanto, ¿por qué no hacerlo?

Tampoco podría desconocer que la sociedad actual se centra solo en lo externo, y en modelos de idoneidad y belleza física, que pueden generar obsesiones por lograr una imagen que supongo en algunos casos no se logra, y de repente es cuando surgen grandes frustraciones y hasta obsesiones enfermizas, cuyos resultados desastrosos todos hemos visto incluso en personajes famosos.  Creo que en la vida todo debe estar en un correcto balance y es justo ahí, donde se debe diferenciar esa línea entre la necesidad de una cirugía plástica o un determinado tratamiento terapéutico.

En mi caso particular, durante mucho tiempo me incomodó un poco ser tan delgada.  Ante la imperfección de nuestra humanidad y mentalidad, casi siempre estamos como comparándonos, sin ver lo positivo de cada circunstancia.  En mi adolescencia añoraba usar esa ropa linda sin acudir a rellenos.  Años después y con el boom de las cirugías de senos, en el 2007 decidí operarme, y aunque mi cambio no fue tan drástico (280 cc -tampoco quería tener senos muy grandes ni mi tórax daba para más-) para mí sí fue una dicha enorme.   Debo decir también que el cirujano se aseguró de hacer un aumento conforme a mi antropometría y me encantó el resultado, porque la gente me veía mejor y diferente, pero no sabía por qué.

Nunca tuve dolores (ni siquiera en los primeros días del post operatorio),  complicaciones, rupturas, rechazo o alergias y hasta el último día, teniendo un buen control y cuidado de las prótesis, todo estuvo normal con respecto a ellas.  No obstante, sí me fue advertido que esas prótesis debían cambiarse al menos cada diez años y que debería hacer control periódico. Uno piensa que 10 años son una eternidad, pero el tiempo transcurre muy rápido y nuestro cuerpo comienza a presentar disfuncionalidades, bien sea porque no lo cuidamos como debiéramos (mi vida laboral era agotadora y abrumadora y no me daba tiempo para nada) o porque también salen a relucir todas nuestras cargas genéticas, que efectivamente marcan el desarrollo de nuestra vida.

Tuve Enfermedad de Hashimoto, un adenoma de hipófisis e hipotiroidismo por el cual para toda la vida, debo tomar medicamentos. También, sufro episodios de vértigo recurrentes que ningún médico ha podido atribuirle a un origen específico, pues a pesar de practicarme resonancias, tomografías y  toda clase de exámenes, el resultado fue y ha sido siempre normal.  Como una moda más, la conclusión es atribuirle todo al estrés por una carga laboral, o por alguna causa emocional, etc.  Apareció además una endometriosis incontrolable (solo mejorable con procedimientos quirúrgicos) y miomatosis uterina que pasado un tiempo, hizo que todo terminara en una histerectomía.   Esto dio lugar a que mi temor por pasar por un quirófano se incrementara;  más aún, con la latente necesidad de volver por el reemplazo o la explantación, que es la Explantación o  el retiro definitivo de los implantes.

El tiempo pasa, nuestra mente y cuerpo evolucionan, y la propia madurez, hacen que aquellas necesidades antiguas también cambien.  Así que habiendo hecho una tarea introspectiva,  decidí que lo mejor era un retiro definitivo de los implantes.  Concluí que solo volvería a un quirófano por alguna circunstancia extraordinariamente necesaria, y aunque creo firmemente que la cirugía plástica es un recurso que ayuda en nuestra confianza, también me infunde un profundo respeto por todo lo que el ingreso a un quirófano conlleva.  Como dije antes, hay que evaluar cada circunstancia y en qué momento es prudente o no.

 

Encontrar al cirujano idóneo

Cumplidos 11 años con las prótesis y tomada la decisión de retirarlas definitivamente, surgió una nueva preocupación: Cómo van a quedar mis senos sin ese relleno que mejoró por  años ese complejo que tenía.  Acudí al cirujano que me operó inicialmente.  El insistió en que mi decisión de retirarlas definitivamente era equivocada, enfatizando así mi temor por el resultado y propuso cambiarlas y aprovechar el ingreso para hacer algún otro procedimiento estético (¿?).   Entendí entonces que ya no era la persona con quien me operaría.   Muchos más años con la prevención de otra cirugía y volver a la misma incertidumbre, claramente ya no era opción para mí.

En este camino alrededor dos años más, pasé por innumerables consultas.  No faltó el cirujano que me regañó por no saber con exactitud el tipo de prótesis que tenía (si lisas, si texturizadas);  el que me dijo que este procedimiento consistía en abrir, sacar las prótesis y cerrar y solo demoraba una hora y media y que decidiera en los próximos tres días, pues estaba en “oferta”;    el que me dijo que le bajara al estrés porque ante tantas inquietudes (yo llevaba mi lista de preguntas), lo que él percibía es que yo no tenía claro si quería operarme o no;    o el que sencillamente me dejó esperando cerca de dos horas para una consulta que duró lo que él demoró en escribir cuánto costaba en una u otra clínica, sin escuchar mis inquietudes porque tenía una fila enorme de pacientes que atraídos por su “fama”, tenía que atender.   Otro muy acreditado cirujano me dijo que si no hacía lipotransferencia, mi pecho quedaría como “chancleta”.    Tampoco faltó ese cirujano que llegado el día de la cita luego de su retraso de casi tres horas, decidió atender a unas personas que ni siquiera estaban agendadas y llegaron de improviso a su consultorio.  No me preguntó si yo podía seguir aguardando un par de horas más para poder atenderme, de hecho, cuando entró ni siquiera respondió al saludo de su asistente.  Salí de inmediato de allí pensando qué sería de sus pacientes en caso de requerir consultarle algo, o ante una complicación.  Creo que el respeto y la empatía son primordiales en estos casos.  Gracias a Dios, mi decisión de retirar mis prótesis no estaba dada por una urgencia médica perentoria y tuve tiempo de pasar por todo este proceso con calma.  ¡¡En fin!!  Esta búsqueda se volvió un completo reto y una lección de paciencia y perseverancia.

 

El maestro aparece cuando el alumno está preparado

Con la firme decisión de hacer la cirugía lo antes posible –ya me había puesto una fecha límite-, fui a mi control mamográfico anual. El radiólogo que me atendió se sorprendió de ver que a pesar de tantos años con las prótesis, estaban sin ninguna alteración.   Me comentó que había visto casos de mujeres que solo llevaban un par de años con implantes, pero con significativas atrofias, e inconvenientes, incluso rupturas y derrame de líquidos.  Aproveché para contarle mi decisión de retirarlas por todo lo que ya comenté antes y le pregunté si conocía algún médico que me pudiera ayudar con esto. Me dijo que todos sus conocidos son muy buenos cirujanos, pero mencionó especialmente al Dr. Fabián Cuevas no solo por ser un muy buen amigo de él sino porque conocía su exitosa trayectoria y experiencia. Justamente por esos días también escribí a una página de clínicas estéticas preguntando si hacían el procedimiento y apareció ahí el nombre del Dr. Cuevas.  Extraña y feliz coincidencia.

De inmediato hice una cita y rápidamente fui a la consulta.  Me sorprendió gratamente que a diferencia de todos los otros casos con muchos cirujanos, él me hizo más preguntas que las que yo le hice a él.   Sentí desde el primer momento que tomó con toda atención, profundidad y sensatez mi caso y además me habló de los síntomas del Síndrome de ASIA y su relación con la BII (Enfermedad de Implantes Mamarios, sobre la cual haré una breve reseña más adelante),  algo de lo que aunque ya había escuchado, yo no había profundizado, pues para mí, hasta ese momento no era posible que yo pudiera tener algún padecimiento atribuible a las prótesis.   Solo hasta que consulté con él,  no tenía idea que no era solo abrir sacar y cerrar,  sino que es  indispensable extraer la cápsula (una capa que el cuerpo crea y que envuelve la prótesis como método de protección a un cuerpo extraño) por lo cual,  el procedimiento podría tardar cuando menos tres horas, pues según el sitio donde esté el implante (sobre o debajo del músculo), esta cápsula puede adherirse a las costillas y esto puede requerir mucho más tiempo hasta retirarla por completo.

Al principio pensé que iba a ser una consulta médica más, pero lo que encontré fue un gran profesional y ser humano que se tomó todo el tiempo de escucharme, aclarar mis dudas, y especialmente instruirme.  También, a diferencia de todas las otras opciones, solo tendría una cicatriz alrededor de la areola y una vertical (todos ofrecen cirugía con T invertida). Asistí a un par de citas más con otros cirujanos que ya había concretado, pero creo que desde el día de la consulta con el Dr. Cuevas, sabía que me operaría con él.

Más que agradecida por la nueva información, salí a buscar literatura al respecto de la BII y ¡¡oh sorpresa!!,  empiezo a encontrar cientos de casos de mujeres con unas complicaciones y síntomas coincidentes o parecidos a los míos y aún más severos.  Con graves compromisos en su salud y su vida.  Historias llenas de dolor, de padecimientos interminables y peor aún, de cirugías de retiro de implantes con resultados atroces porque según lo que yo he podido ver, al menos en Latinoamérica  no son más de veinte los cirujanos cuya experiencia en este tipo de cirugía es la ideal.  Médicos que han destrozado los senos de sus pacientes o que no extraen las cápsulas para ganar un supuesto volumen y tiempo después todo acaba en una mutilación por la contaminación y propagación de elementos tóxicos, migración de partículas que afectan ganglios, etc. Unas verdaderas historias de terror.

Con todavía más dudas, contacté nuevamente al Dr. Cuevas, quien con toda generosidad y su extenso conocimiento, disipó mis nuevas inquietudes.  Fue en ese momento en que no dudé un instante en ponerme en sus manos. Una vez más volví a su consultorio, para programar mi cirugía.

 

Síndrome de ASIA asociado a la Enfermedad de Implantes Mamarios

ASIA Síndrome autoinmune/inflamatorio inducido por adyuvantes.  BII (siglas en Inglés):  Breast Implant Illness o Enfermedad de Implantes Mamarios.

No seré yo quien escriba una monografía al respecto, ni tomar posición frente al tema, pues no tengo la formación,  la autoridad, o la documentación que evidencie su soporte científico.    Puedo decir según lo que he leído, que es básicamente una serie de síntomas / enfermedades  que afectan el sistema inmune y pueden estar relacionados con una respuesta a la inflamación crónica por un cuerpo extraño (implantes) y su toxicidad, dadas las sustancias químicas de sus componentes.  Que la BII se caracteriza por efectos crónicos negativos a raíz de los implantes,  y pueden variar de persona a persona afectando otros sistemas y llegando a crear una degradación progresiva.

Esta lista se compone de no menos de 50 enfermedades  que pueden pasar por disfunciones hepáticas, renales, cardíacas, gastrointestinales, cognitivas, desequilibrios mentales, inflamaciones, intolerancias, etc, hasta  fibromialgia, lupus, esclerosis, crohn y cáncer.   Consecuentemente, miles de testimonios de mujeres de todas las edades que manifiestan que comenzaron a padecerlas a partir de sus implantes mamarios y otros tantos más, donde también se concluye que mejoraron a partir de su retiro.

Aunque la FDA prohibió los implantes por un tiempo, luego volvieron a comercializarse, ya que las autoridades mundiales de salud argumentan que se requieren muchos estudios de metodología rigurosa, para demostrar  la asociación de implantes mamarios con las manifestaciones conocidas como BII.  En resumen, no hay evidencia científica para definirla como enfermedad reconocida. Algunos han atribuido el incremento a nivel mundial de cirugía de retiro de prótesis, a una locura colectiva.  Solo el pasar del tiempo y con nuevas investigaciones, sabremos a ciencia cierta cuál es la verdad.

Personalmente, no podría estar tan segura que mis problemas de salud fueron causados por mis implantes. Tampoco es claro si hubo algún impacto en el tema hormonal en cuanto a la endometriosis y los miomas.  Cada una de nosotras puede presentar o no síntomas durante la perimenopausia, y esto es un tema ya bastante documentado.  Lo que aún está pendiente para mí es qué origina el vértigo, al parecer no hay causa identificada, y si en realidad es por causa de los implantes, espero superarlo pronto.  A estas alturas, lo que sí es imprescindible es investigar, documentarse y evaluar qué tan dispuesta está una persona a hacerse una cirugía de implantes con toda esta información disponible, sobre la cual una década atrás ni se hablaba o no estaba tan detallada.   Insisto, estas decisiones son netamente individuales, pero con la imperiosa obligación de tener completa información y claridad por anticipado.  Punto importante que un cirujano debe explicar y/o advertir a sus posibles pacientes.

 

Mi cirugía de EXPLANTACIÓN/ Reconstrucción y Resultado

 

No voy a mentir, ingresar de nuevo a un quirófano me dio mucho miedo.  La ansiedad me ganó.  Llegó el día y ahí estaba yo otra vez, intentando no salir corriendo. Una vez más y de la mano del Dr. Cuevas, encontré un equipo de trabajo muy confiable, amable, diligente.  Tres horas después, ya estuve en la sala de recuperación. Conversé con mi cirujano quien me indicó que todo había salido bien, sin inconvenientes: Retiro en bloque (forma ideal de retirar las prótesis) y mamopexia (opcional, pero yo la escogí).  Posteriormente una enfermera me llevó las prótesis y cápsulas y destruyó las primeras en mi presencia.  Horas después regresé a casa y esta vez fue un post operatorio algo difícil.  Aunque tengo alta tolerancia al dolor, los primeros días fue necesario tomar muchos analgésicos, el manejo de los drenajes con que salí, fue un tanto complicado. También un poco inquieta por no saber cuál era el resultado inmediato bajo los vendajes.

A diferencia de otras mujeres con quienes he conversado y que también han pasado por este proceso, no sentí haber perdido algo, ni haberme sentido incompleta, ni haber perdido parte de mi feminidad luego de la cirugía.  Aunque fue satisfactorio el tiempo durante el cual tuve prótesis, sabía que mi cuerpo agradecería eliminar aquellos elementos extraños que habían sido su compañía por tantos años, y con amor y armonía le agradecí a Dios y a la vida porque todo salió bien. Siento que desde hacía algún tiempo, tenía la necesidad de volver a mi estado natural, más aún cuando empecé a leer y documentarme sobre la BII.

Días después estuve en un primer control, luego retiro de drenajes,  y finalmente llegó el momento de verme sin vendajes.  Un óptimo resultado que superó ampliamente mis expectativas, con una simetría y tamaño geniales.   Aparte de un excelente procedimiento y técnica quirúrgica, el cuerpo también es sabio y cada día el resultado mejora. Igualmente, es importante nuestro aporte como pacientes del riguroso cuidado y seguimiento de indicaciones médicas.

No tengo más que agradecerle al Dr. Cuevas por su compromiso, ética y su excelente ejercicio profesional no solo en la práctica quirúrgica que considero impecable, sino en ese sentido adicional que todo médico debería interiorizar:    la empatía, la paciencia, la apertura y disposición.   El Dr. Fabián Cuevas es uno de los muy pocos cirujanos en Bogotá y de hecho en Colombia, que lleva muchísimos años practicando esta cirugía y creo que ese debería ser el punto de partida para quienes están buscando hacérsela.   Aparte de su amplísima experiencia, es un gran ser humano y eso hace parte del éxito en cualquier intervención. 

Mis reflexiones finales a partir de mi experiencia

 

  • Ante la decisión una cirugía plástica estética, debemos evaluar a fondo esa necesidad de cambio y reflexionar sobre los pros y los contras. Aun en las mejores manos, los riesgos siempre existen y también es responsabilidad nuestra conocer aquello a lo que nos podemos enfrentar.
  • Debemos asegurarnos de encontrar un profesional altamente calificado y especialmente experimentado en aquella cirugía que queremos hacernos. Que también nos asesore y nos encamine hacia el mejor resultado posible y sea objetivo frente a nuestras expectativas.  Así mismo, de hacerlo en una clínica que cuente con un equipo multidisciplinario capaz de solventar cualquier contingencia.
  • Seguir estrictamente las indicaciones del médico antes y luego de la cirugía. Esto garantiza una buena evolución y resultados, teniendo claro eso sí, que dichos resultados no solo dependen del cirujano, sino de la respuesta de nuestro cuerpo.
  • Cabe aclarar que los implantes NO son para siempre y que según cada situación particular, cada cambio y/o retiro dejará cicatrices.
  • Que este tipo de cirugías (estéticas) no son cubiertas (al menos en Colombia) por el POS –Plan Obligatorio de Salud-. Para el caso de implantes de senos, cada cambio es con pago particular que tendremos que asumir.

 

C.V.Paredes / 06.09.21

Scroll to Top